Arrecifes de corales tienen sus días contados

105 Views

Arrecifes de corales y el desastre por venir

Se desplaza a 20 metros por hora y es capaz de devorar hasta 4 metros cuadrados de coral al día. La plaga de la corona de espinas, una estrella de mar que asola los arrecifes de la región tropical indo-pacífica desde hace décadas, está más cerca de ser controlada tras el último descubrimiento de un equipo de científicos australianos y japoneses. Acanthaster planci, la peligrosa predadora de La Gran Barrera, tiene sus días contados.La secuenciación completa de su ADN ha permitido bucear en sus genes y dar con los responsables de la secreción de unas proteínas que son importantes para controlar la población de este voraz animal. En este trabajo se da también a conocer por primera vez, tras más de 10 años de intensa labor, la ordenación de los fragmentos de ADN de la Acanthaster planci para obtener esa secuencia, lo que ha sido posible al utilizar material genético de ejemplares australianos y japoneses. El biólogo Bernard Degnan, investigador del Centro de Ciencias Marinas de la Universidad de Queensland, Australia, ha liderado un estudio en colaboración con el Instituto de Ciencia y Tecnología de Okinawa, Japón, en el que se describe la secreción por parte de estas estrellas de unas enzimas que están involucradas en la comunicación entre estos animales. Se trata de unas proteínas conocidas como factores de señalización, que actúan como marcas o huellas que pueden ser interpretadas por otros individuos y ver alterado su comportamiento.

La estrella de mar corona de espinas pasta sobre el coral dejando atrás su esqueleto blanco. OCEANWIDE IMAGES

La estrella de mar corona de espinas pasta sobre el coral dejando atrás su esqueleto blanco. OCEANWIDE IMAGES

Cuando la gran estrella de mar se agrupa con otros ejemplares de su misma especie, secreta estas sustancias al agua a modo de plumas, lo que modifica el comportamiento de los individuos que las huelen. La corona de espinas, que tiene temporadas de gran sedentarismo, se vuelve entonces muy activa, aumenta su tasa de reproducción y extermina a gran velocidad los pequeños pólipos coralinos que viven en los arrecifes. «La comunicación química es esencial para las especies que viven en los fondos marinos para encontrar parejas o para escapar de los depredadores», explica Mónica Medina, investigadora del Departamento de Biología de la Universidad de Pennsylvania (EEUU) que no ha participado en el estudio, en un artículo que acompaña a la investigación.Los resultados, que se han publicado este miércoles en la revista Nature, suponen un paso más para entender la biología de uno de los ecosistemas más diversos del planeta, y utilizar sus mismos métodos de comunicación para implementar estrategias de biocontrol a nivel regional cuando la población de la Acanthaster planci se dispare.La Gran Barrera de Coral de Australia está amenazada por el cambio climático y se encuentra en una situación alarmante. Los corales están adaptados a vivir a una determinada temperatura y no soportan el calentamiento de las aguas. Su muerte es visible de forma clara, cuando dejan al descubierto sus esqueletos de carbonato cálcico.

Un tritón marino persigue a la corona de espinas en un arrecife de coral AUSTRALIAN INSTITUTE OF MARINE SCIENCE

Un tritón marino persigue a la corona de espinas en un arrecife de coral AUSTRALIAN INSTITUTE OF MARINE SCIENCE


Este fenómeno, conocido como blanqueamiento del arrecife, está siendo estudiado a fondo por la comunidad científica y es a día de hoy uno de los problemas ecológicos más graves que ocurren en nuestro planeta. La luz, o la falta de nutrientes, afecta también a estos organismos cuya simbiosis con unas algas llamadas zooxantelas se ve alterada. La muerte del alga también contribuye a la muerte del coral y de nuevo al blanqueamiento del arrecife. Por si fuera poco, el mayor refugio y hábitat de nuestros océanos se expone al peligro de ser aniquilado por la sobrepoblación de algunos depredadores, como la corona de espinas, que aunque pueda ocurrir de forma estacional, no permite la recuperación que necesitan. De ahí la gran importancia de los planes de conservación llevados a cabo por el gobierno australiano y de investigaciones como la que ha presentado la Universidad de Queensland.

Escribe y comparte tu comentario

Comentarios

In : portada

Related Articles

VISITE NUESTRA CAMARA INTERNACIONAL

Whats-App-Image-2021-02-18-at-12-08-14

CHILENOTICIA TE INVITA


Opina y Síguenos en Twitter
EN VIVO 24/7 VOCES RADIO & TELEVISION