Cómo elegir una tarjeta gráfica: lo que debes considerar

8 Views

Los chips actuales con unidad gráfica integrada tienen una excelente calidad. No sólo procesan los datos muy rápido, sino que la imagen es buena. Con ellos se puede escribir, ver fotos, videos y navegar en la red. Pero pese a ello, el rendimiento sigue siendo mejor con una tarjeta gráfica independiente.

La gráfica integrada es «mucho mejor que la fama que tiene», afirma Martin Kuypers, de Intel. Con la última generación de procesadores se pueden utilizar hasta tres pantallas en resolución 4K, e incluso usar videojuegos en Full-HD.

Con la última generación de procesadores se pueden utilizar hasta tres pantallas en resolución 4K, e incluso usar videojuegos en Full-HD.

01-tarjeta-de-graficos-dpa-2
Foto: DPA
Las unidades gráficas integradas han ido mejorando generación tras generación, confirma Martin Fischer, de la revista «c’t». Para un trabajo normal de oficina suelen ser más que suficientes, aunque incluso en este caso puede ser importante tener una tarjeta gráfica separada, por ejemplo si se quieren conectar más pantallas, además de la principal.

También son útiles para quienes hacen edición de video, y con respecto a los juegos, depende de cuáles se usen. Hay algunos que se ven limitados por la tarjeta gráfica, y otros por el procesador, indica por su parte Rüdiger Kopp, de la publicación alemana «Computerbild Spiele».

El problema es que la oferta es muy grande, hay «unas 1.400 tarjetas gráficas en el mercado», indica Fischer. «Se puede debatir durante horas cuál comprar».

01-tarjeta-de-graficos-dpa-3

La GTX 750 Ti de Nvidia es suficiente para jugar de vez en cuando en una pantalla HD sin acceder a toda la gama de detalles.
Foto: DPA
Pero quien tenga un monitor no sólo de 60, sino de 120 o 144 hercios, o quiera jugar en 4K, tendrá que desembolsar algo más. Porque la tarjeta gráfica tiene que cuadruplicar su rendimiento con el salto del Full HD al 4K. En este nivel hay que contar con entre 450 y 500 euros. Los modelos más recomendables en la actualidad son el GTX 980 o el R9 390X. Pero el nivel de precios no se acaba aquí, sino que llega incluso a más de 1.000 euros.

Es fundamental que la PC esté preparada para la tarjeta que se quiera usar, con los enchufes adecuados, subraya Lars Weinand, del fabricante Nvidia. También el procesador principal tiene que adaptarse. Una CPU de cuatro núcleos con 3 Ghz y no más vieja de cuatro años va bien. El procesador puede ser un problema para algunos juegos si no es el adecuado, hay juegos que exigen tres o cuatro núcleos.

Los compradores tienen que estar atentos a que la tarjeta soporte DirectX 12, recomienda Kopp, que con Windows 10 se ha convertido en el nuevo patrón. En el futuro habrá cada vez más juegos que lo utilicen o que incluso exijan tener una tarjeta gráfica que maneje DirectX 12. «Si no, ni siquiera funcionarán».

Escribe y comparte tu comentario

Comentarios

In : Tecnologia
VISITE NUESTRA CAMARA INTERNACIONAL

Whats-App-Image-2021-02-18-at-12-08-14

CHILENOTICIA TE INVITA


Opina y Síguenos en Twitter
EN VIVO 24/7 VOCES RADIO & TELEVISION