La nueva Fórmula 1: más velocidad

30 Views

formula660

Cuando falta mes y medio para que el Mundial de Fórmula 1 comience en Australia, apenas aumentan las dudas sobre la posición hegemónica de la escudería Mercedes, y poco más sustancioso, pues, sobre todo, se incrementa la incertidumbre sobre el interés durante las carreras. La nueva reglamentación, que permite monoplazas con mayor carga aerodinámica y neumáticos más anchos, no va a cambiar las cosas. Los nuevos coches serán más rápidos, pasarán casi a fondo por curvas que ahora ofrecen alguna dificultad y necesitarán mayores distancias de frenado para abordar aquellas más cerradas, mucho más cortas.

En esas condiciones, las posibilidades de adelantamientos se reducen: los propios bólidos rebajan la diferencia de habilidad entre los pilotos.La única esperanza pasa por que Adrian Newey, el responsable técnico de Red Bull y gran experto aerodinámico, haga una de las suyas para que sus monoplazas puedan rivalizar con los Mercedes. Pero aunque lo logren, todo indica que vamos hacia un campeonato que se decidirá en la clasificación y la salida, porque, a la hora de adelantar, incluso se puede hablar de un problema físico, de espacio. Este año los coches de formula 1 serán 20 centímetros más anchos y eso implica que necesitarán casi medio metro más de espacio para poderse adelantar sin tocarse.Hay que mencionar también los problemas de seguridad.

El aumento de las velocidades agravarán las consecuencias de los accidentes, lo que obligará a revisar las medidas de seguridad de los circuitos. Habrá que readaptar las escapatorias y replantearse, en algunas zonas, el empleo de los bloques de hormigón. Además, los neumáticos tienen límites de adherencia más altos, pero cuando la pierden lo hace de forma mucho menos progresiva, haciendo más difícil mantener el control del coche. Y muy posiblemente aumentarán los problemas de conducción en las pistas mojadas, algo que parece confirmar el accidente de Sebastian Vettel el pasado jueves cuando probaba los nuevos neumáticos de lluvia de Pirelli.En este sentido se ha manifestado esta última semana el ex presidente de la FIA, Max Mosley, quien asegura no entender la nueva reglamentación. Cuenta que en el afán por mejorar la seguridad y posibilitar los adelantamientos, los cambios de normativa anteriores habían perseguido que los coches tuvieran menos apoyo aerodinámico y neumáticos más estrechos.

La velocidad, en sí misma, no es algo que el espectador, en directo o a través de la televisión, aprecie. Lo que quiere es lucha entre los pilotos. Y, por cierto, quien piense que esto es una exageración, que busque en YouTube carreras de hace 30 años en las que la clasificación final la decidían las posiciones de salida y los abandonos durante la prueba, mucho más numerosos que en la actualidad.

El problema es que, si se confirma el desastre -la falta de espectáculo-, aunque los nuevos propietarios de la Fórmula 1 -han invertido 8.000 millones de dólares y querrán recuperarlos- quieran cambiar la reglamentación, no podrán hacerlo, pues está protegida por el Pacto de la Concordia que terminará en 2020.A este panorama poco prometedor se unen las noticias que llegan de los diferentes equipos. Mercedes aparece tan fuerte como el año pasado y de Red Bull se espera el ya mencionado milagro. McLaren parece que ha desarrollado un buen chasis, pero falta ver cuánto vale el nuevo motor de Honda. En cambio, de Ferrari, en donde ahora falta un buen ingeniero de chasis y un especialista en aerodinámica, los síntomas que conocemos son desalentadores. Lo que faltaba, en la formula 1.

FTE

Escribe y comparte tu comentario

Comentarios

Related Articles

VISITE NUESTRA CAMARA INTERNACIONAL

Whats-App-Image-2021-02-18-at-12-08-14

CHILENOTICIA TE INVITA


Opina y Síguenos en Twitter
EN VIVO 24/7 VOCES RADIO & TELEVISION