Muere Barbara Harris, la última rubia de Hitchcock

11 Views

Barbara Harris, participó en ‘La trama‘ y en ‘Peggy Sue se casó’, de Coppola, pero lo mejor de su carrera lo vivió en el teatro.

El 22 de Agosto murió la última rubia de Hitchcock no fue una de aquellas mujeres sensuales que gustaba hacer sufrir al mago del suspense. Muy por el contrario, fue una médium fraudulenta -como según Harry Houdini, el legendario escapista, lo son todas- que por 10.000 dólares se ve envuelta en el asunto criminal que articulaba La trama (1976), la cinta postrera del maestro. Barbara Harris, la actriz que encarnó a la adivinadora, acaba de fallecer a consecuencia del cáncer.Nacida en Illinois en 1935, para sus compatriotas fue, básicamente, una dama de la escena. No en vano fue en las tablas donde la intérprete consiguió el Tony a la Mejor Actriz de un Musical por los tres personajes que recreó en The apple tree (1967). Para el público internacional, ajeno a la cartelera de Broadway, Barbara Harris fue, junto con Karen Black, la última actriz de Hitchcock. Y no deja de ser curioso que el cineasta inglés ya figure en el título que inaugura la filmografía de la actriz. Un episodio de Alfred Hitchcock presenta dirigido por Alan Crosland Jr. y emitido originalmente en 1961 llevó a Barbara a la televisión por primera vez. Beta Delta Gamma era el título de la propuesta.

Barbara Harris con Bruce Dern, en ‘La trama’

En los años siguientes, aunque las colaboraciones en distintos telefilmes se sucedieron con regularidad, la actriz escuchó los aplausos más sonoros en los escenarios de Broadway. Uno de aquellos montajes fue la comedia Oh Dad, poor Dad, Mama’s hung you in the closet and I’m feelin’ so sad (1962). Cinco años después, cuando el gran Richard Quine decidió llevar al cine la pieza con el título de ¡Oh papá, pobre papá, mama te ha metido en el armario, y a mí me da tanta pena!, también se llevó a Barbara Harris con él. De este modo, la actriz volvió a dar vida a Rosalie en la pantalla con el mismo acierto que interpretó al personaje en las tablas. Tras aquel primer gran éxito en el cine, Barbara Harris se convirtió en una actriz relativamente frecuente en las comedias melodramáticas de la época. Para Arthur Hiller fue la Muriel Tate de Eso del matrimonio (1971) y para Ulu Grosbard la Allison Densmore de ¿Quién es Harry Kellerman? (1971). En esta última compartió el protagonismo con Dustin Hoffman. Con Jack Lemmon lo hizo en Guerra entre hombres y mujeres (Melville Samelson, 1972). Con todo, el aficionado guarda mejor recuerdo de Nashville (1975), un acercamiento de Robert Altman a la tropa de músicos y diletantes que pulula por Nashville, la capital de Tennessee y de la música country.

En aquella ocasión, Barbara Harris recreó a Alburquerque. Tras su trabajo para Hitchcock, colaboró con otro de los grandes: Stanley Donen. Puesto a rendir su pequeño tributo a los antiguos programas dobles, el maestro del musical confió a la actriz el personaje de Trixie Lane en el fragmento titulado Baxter’s beauties of 1933, todo un homenaje a las películas de bañistas de Mack Sennet.Aunque Barbara Harris no fue una rubia de Hitchcock propiamente dicha -pese a ser rubia y haber trabajado para el maestro-, estaba llamada a dejar huella entre los cinéfilos. Francis F. Coppola fue el último de los grandes cineastas que reclamó a la actriz al confiarle a la Evelyn Kelcher de Peggy Sue se casó (1986). La filmografía de Barbara Harris se prolongó hasta Un asesino especial (George Armitage, 1997). El resto fue teatro.

fte el mundo

Escribe y comparte tu comentario

Comentarios

In : Cine, portada
VISITE NUESTRA CAMARA INTERNACIONAL

Whats-App-Image-2021-02-18-at-12-08-14

CHILENOTICIA TE INVITA


Opina y Síguenos en Twitter
EN VIVO 24/7 VOCES RADIO & TELEVISION